Twitter

En busca de emociones

a 16 octubre, 2013 en Nuestra Gente, Opinión, Sociedad, Varietés | 4 comentarios

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

El día en que el ayuntamiento de Barcelona decide vetar una (para mí gran) foto del pamplonés Daniel Ochoa de Olza para la campaña publicitaria del certamen ‘World Press Photo’ que dicha ciudad acogerá en breve, se ha celebrado un juicio en el que un juez dirimirá si el abrupto final de mis días en la Sanidad pública fué o no procedente. Mis abogados (al tratarse de un contencioso-administrativo, yo no tuve necesidad de asistir) me llamaron tras la vista y me dijeron que “todo había ido bien”, y a mí me sonó a la coletilla añadida por el cirujano después de salir de quirófano, habiendo extirpado un tumor maligno y de muy mal pronóstico. Anestesiado como -hace ya un tiempo- estoy al respecto de lo ocurrido en aquél mi entonces puesto de trabajo, quise ver si de algún otro modo era capaz de emocionarme y, para ello, volví a ver el reportaje sobre la muerte del hermano del fotógrafo ahora censurado.

Iñaki Ochoa De Olza – Informe Robinson Enero 2010 from SOS Himalaya on Vimeo.

Y… ¡vaya si lo conseguí! Se me saltaron las lágrimas. Luego encontré la que fué su última entrevista filmada. En ella, con un inglés admirablemente rico y fluido, explicaba la complejidad de la que después sería su última aventura: la ascensión al Annapurna por la mortífera cara sur; por supuesto, como siempre había defendido, sin porteadores de altura (sherpas) ni oxígeno suplementario. Pero además -y ésta es la joya- repasaba en unos pocos trazos de pensamiento su experiencia en la vida y algunas conclusiones al respecto: con una serenidad y una contundencia que sólo eran superadas por su lucidez.

De entre las perlas que nos dejó, entresaco una y se la dedico a mi padre, ManFerro, y a mi hermano, Lorenzo, porque podrían ser suyas:

Basically, from an spiritual point of view, I try to avoid as much television as possible, as much of the western culture that surrounds us with comfort, with securities, with money, and that’s the way… I don’t practice any meditation, or yoga… I think it may work for others: not for me. What I do is just move my ass out of the couch as much as I can.

Estas son las emociones, del latín emotĭo (es decir, ‘movimiento, impulso’), que aún no he perdido y que, siguiendo su ejemplo, no querría perder.

4 Comentarios

  1. El Centinela

    16 octubre 2013

    Todo OK, pero exponerse a estos peligros sistemáticamente… fácilmente termina mal. No sé si “paga el tiro”.

  2. Lorenzo

    16 octubre 2013

    Gracias por la perla. Que cada uno asuma sus riesgos… ¡donde está el cuerpo está el peligro! Pero peligroso es también vegetar en el sofá y dejar pasar la vida.

  3. Tauro

    17 octubre 2013

    Ok, vaya mezcla. Daría para largas disquisiciones.

    1.- Para empezar, y sin ánimo de polemizar ya que es todo subjetivo, la foto censurada es horripilante. La de un tuerto con un parche porque matando un toro este le metió el cuerno en la cuenca del ojo.Todo un paradigma de civilización y cultura, ¿no?. Ya puestos podían haber puesto la foto original con el chorro de sangre. Y si es un certamen de fotos quizás algun destripamiento hubiera sido más impactante.

    2.- Aunque soy consciente de la maldición del gitano “juicios tengas y los ganes”, ojalá ganes el tuyo. Lo cual, dada la justicia que padecemos, es imprevisible. Si lo ganas, y no te readmiten, pues al menos tendras una magra compensación económica para algun viaje interesante…

    3.- La gente de la pasta del Ochoa de Olza, tanto en alpinismo como en otros deportes extremos, están a distinto nivel, o en otra esfera, del resto de los mortales corrientes y molientes y es muy dificil acercarse o tratar de entender su manera de pensar a menos que uno mismo haya hecho algo fuera de lo común en deportes, aunque esté muy lejos de lo que ellos hacen. La felicidad que obtienen casa con el enorme riesgo que arrostran y a ellos indudablemente les compensa. Casta aparte y envidiable en su arrojo y sacrificio.
    Y también se puede mover el trasero fuera del sofá sin tener que llegar al Annapurna
    Por cierto, que su “desprecio” de la civilización occidental, el dinero, etc., hay que matizarlo, ya que el meterse en esas expediciones conlleva un considerable gasto y unas tecnologías muy sofisticadas y que no están al alcance de cualquiera.

    En fin, me enrollo demasiado. Como siempre, es un placer el leerte y saber de tus ideas e inquietudes y desearte eso tan resbaladizo y fugaz que le llaman felicidad. Un abrazo y hasta pronto.

  4. Biele

    21 octubre 2013

    Vaya todo mi deseo en que ganes tu juicio, aunque juicio vas sobrado.

    “La autoridad competente impone sus criterios porque sí: ordeno y mando”, y obliga al infligido a demandar para hacer valer sus derechos… es injusto, un abuso de poder, algo que es lamentablemente visto como normal en nuestros días.

    No cabe duda de que se pierde mucho tiempo, algunos pierden incluso la vida delante del televisor y su mente se va estrechando conforme va viendo el circo de nuestros días.
    Tengo una visión cercana de esa práctica, me he metido en berenjenales que acabaron bien porque la suerte ayudó. Se me han muerto en las montañas algunos amigos, pero se que siempre pensaron que de tener que morirse, las montañas son un buen lugar para hacerlo y allí reposan sus cenizas.

    He visitado todos los macizos que he podido, echo de menos Las Montañas, y echo de menos el esquí, el pendiente y el más pendiente, aunque a estas alturas no voy porque tengo miedo de romperme y es que hay que tener facultades para todo.

    Me conformo con mis recuerdos y me siguen emocionando los libros de viajes y montañismo, el Annapurna, el K2, Nepal, Pakistan, Chomolungma, China, Karakorum… para todo hay un tiempo, tal vez ahora sea para mí tiempo de sofá.

    Curiosamente en estos momentos tengo un amigo camino del Annapurna: ojalá la meteorología colabore con él, deseo que tenga suerte.

    Me gustará saber que lo tuyo va bien y que la justicia, esa que va con los ojos vendados, posicione las cosas a su estado inicial y, en todo caso, a tu gusto.

    ¡Suerte y Salud!

    Pdta. Precisamente en este momento intento poner las imágenes de mis recuerdos en un blog, el del Esquí Club Alpino de Gijón, y en eso estamos…