Twitter

by huesu™ 2010

a 11 abril, 2010 en Fotos, Música, Nuestra Gente | 3 comentarios

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Han pasado dos años.

Sin tí, pero contigo siempre presente. En las pequeñas cosas de la vida, en lo cotidiano: un café, una reunión de amigos, un paseo por el centro…

Me resulta inquietante lo ajeno que parece el humán a la eventualidad de su propio dies irae: aquél en el que no tenga dónde ponerse a salvo, en el que su existencia se reduzca de inmediato a cenizas. Como si hubiese alguna seguridad de lo contrario: una huida hacia adelante.

Tu gesto último fué tan desesperanzado, estéril y atrabiliario, que nadie lo hubiera dicho tuyo. Y sin embargo lo fué: lo somos todo, lo contenemos todo… sólo hace falta el percutor sobre el detonante. Y tú estabas cargada de pólvora: caminabas sobre una realidad alfombrada de púas que te hacía un daño insoportable.

Trato de honrar con estas líneas tu recuerdo porque pienso que te gustaría que lo hiciera, aunque sé que hay a quien le molesta: no es mi problema, y menos aún el tuyo.

Tu música, y un beso.

3 Comentarios

  1. itziar

    12 abril 2010

    Esas “púas” se me clavan como cuchillos.

    Los gestos son impredecibles, porque basta un segundo para que todo salte. ¡Y lo sé!

    Yo sabía cuánta “ira contenida” iba aumentando el daño, pero no he sabido llegar a tiempo.

  2. itziar

    12 abril 2010

    Yo también pienso que sea justo honrar su recuerdo, ya que siempre permanecerá en el mío.

  3. Liki Fumei

    12 abril 2010

    Gracias, Itzi, por dejarme saber que estás ahí, al otro lado de este vacío. No me consuelas, pero sí me acompañas.

    Gracias.